¿Cómo y por qué aprender jugando?

Una de las cosas imprescindibles para ser profesor particular es tener la mente abierta a nuevas formas de enseñar. Un buen profesor tiene que mantener siempre equilibrio entre aplicar aquellas cosas que funcionan y probar otras nuevas. 

Buscamos profesores de todas la materias

Si eres profesor particular, sabrás que muchos tienen más margen para experimentar con métodos y técnicas de estudio que un profesor de instituto o de colegio. Dar clases a niños y adolescentes que salen cansados de clase requiere métodos de estudio distintos a los que se aplican en una aula. 

Aprender jugando es solo uno de los métodos de estudio eficaces que existen. Algo complementario que no puede sustituir a otras técnicas de estudio. Sin embargo, es una de las que mejor funciona si se aplican de la forma correcta. 

 

¿Por qué aprender jugando funciona?

 

Utilizar el juego en educación es algo que está muy instaurado en la educación temprana. En los niños es muy habitual ver como se les enseña jugando, pero lo cierto es que eso es válido para todo tipo de edades. 

 

 

El juego no es una técnica milagrosa que sirva para aprobar un examen puntual. Es una forma de aprender a estudiar a largo plazo que tiene unos beneficios que te hacen crecer como persona y no solo en una asignatura determinada. 

  • Asimilar conocimientos: la forma más clásica de aprender, juegan puedes aprender muchas cosas de cualquier materia. En la vida estamos constantemente aprendiendo datos, hecho o formas de resolver problemas y no lo hacemos con un libro. Asumimos que las cosas importantes se aprenden mediante libros y no siempre tiene que ser así. 
  • Autocrítica más sencilla: el fracaso es mucho más fácil de asimilar si estamos en el entorno de un juego. Hay gente que realmente les cuesta asumir un error y el juego hace que esto pase de una forma más suave. 
  • Aprender a aprender: los juegos suelen ir enfocados a tener que descubrir cosas. Normalmente no solo enseñan un conocimiento, también la forma de adquirirlo. Esto es algo muy efectivo en los niños y adolescentes que aprender a realizar llevar a cabo un proceso. 
  • Desarrollo social: los juegos no suelen ser en solitario, como mínimo hay una relación con el profesor y esto empuja al alumno a relacionarse de una forma distinta a la típica. 

Existen muchos tipos de juegos que deben formar parte de los buenos hábitos de estudio. Si se hace de forma regular y complementaria es mucho más que una técnica de aprendizaje, es una estrategia para estudiar que cambiará la forma de entender el curso académico. 

 

 

¿Cómo se utiliza el juego en la enseñanza?

 

Dar una clase con juegos no es sencillo, pero solo hace falta voluntad para hacerlo. La clave de cómo enseñar con juegos es experimentar, conocer a tu alumno y adaptar el juego a sus necesidades. Aún así hay que tener algunas cosas muy claras:

  • ¿Para qué? Tenemos que tener un objetivo muy claro con el juego. No podemos irnos de la sesión teniendo dudas sobre qué hemos aprendido. Esto debe ser algo explícito un aprendizaje tangible que luego puedas aplicar de alguna forma. 
  • ¿Cómo lo vamos a hacer? Tienes que tener muy claro en qué consiste el juego y cómo se desarrolla. Intenta que no haya nada que aburra a tus alumnos o que lo pueda boicotear sin no les gusta. Ten claro quién gana y cómo se gana el juego. Las reglas del juego deben ser cristalinas y sencillas y todo el mundo tiene que tenerlas claras. No empieces el juego si algún alumno tiene dudas. 

Empieza a dar clases particulares

  • Desarrollo tranquilo: es normal que cuando se proponen actividades de este tipo los alumnos se alteren, tienes que intentar que esto no pase o que pase de la forma más moderada posible. 
  • Sesión de evaluación posterior: ya sea en la misma clase o en la clase siguiente siempre tienes que hacer una revisión del juego para saber qué hemos aprendido, si hemos jugado de una forma correcta, si creen que ha sido algo positivo… 

Realizar juegos en clase es cuestión de mucha práctica así que no te frustres si no obtienes los resultados que esperas las primeras veces que los haces. Todo tipo de actividades divertidas y que se salen de la norma lleva su tiempo dominarlas. 

 

 

¿Cómo hacer un escape room en clase? 

 

Los escape room se han puesto de moda en todo el mundo y también han llegado a las aulas. Hacer un escape room educativo es una de las mejores ideas que puedes llevar a clase. Pero antes de explicar cómo se hace tenemos que saber en qué consiste. 

La idea de los escapes rooms en general es encerrar a un grupo de personas de forma voluntaria y presentarles una serie de enigmas y acertijos que tiene que ir resolviendo para poder encontrar la forma de salir de la habitación. Estas salas suelen tener una temática y giran en torno a una historia ficticia o basada en hechos reales. 

¿Cómo se puede adaptar esto a un aula? De una forma muy simple, si no quieres prohibirles a tus alumnos que salgan de aula o hacerlos salir si han ganado el juego, puedes usar un escape room en versión “caja misteriosa”, donde abrirla sea el objetivo final del juego. 

  • Crea la historia: la clave del juego es esconder en una caja cerrada por cadenas y candados la información que les hará ganar el juego. Por ejemplo, si lo aplicamos a la asignatura de historia, podemos plantear una ficción donde alguien está planeando matar a Napoleón y el nombre de este está dentro de una caja.
  • Diseña las pistas: para conseguir cada pista tendremos que ir pasando pruebas. Por ejemplo, una de ellas puede ser ir descubriendo los motivos por los cuales alguien quiere atentar contra Napoleón y así explicar las ideas políticas de Napoleón y de la Revolución Francesa. 
  • Crea los personajes: dentro del juego puede haber alumnos que interpreten personajes, incluso si están participando en él. Puedes dividir a la clase por grupos y que en cada grupo haya un policía, un político, un médico… Y que en cada momento se requiera de una habilidad especial de cada uno. Así refuerzas puedes cada alumno aprende que implica desempeñar un rol y además como se comportan los personajes de la época. 
  • Diseña un escenario: decora el aula e incluso puedes usar disfraces y sobre todo trabaja bien la caja o las cajas. Si lo ves necesario puedes dar una premio final al grupo o al alumno que mejor lo haya hecho, aunque no tienes porque. 

Son muchos profesores los que están haciendo este tipo de actividades en clase, así que si quieres puedes preguntar a otros o buscar algunas otras experiencias en internet. Aunque recuerda que esto es una cuestión de ensayo y error y si no obtienes los resultados que esperas no te frustres. 

 

Síguenos en
© 2007 - 2019 Tusclases.co Mapa web: Profesores particulares