El entrenamiento de fútbol individualizado: los 7 grandes beneficios

Publicado por Miguel

El entrenamiento de fútbol individualizado o personal son clases o sesiones de entrenamiento que involucran a un jugador y su propio entrenador personal, para que este ayude por un lado a desarrollar las habilidades y aptitudes futbolísticas en las que se necesita mejorar, y por otro lado potenciar aquellas en las que se destaca. 

Encuentra a tu propio entrenador de fútbol

Desde una perspectiva de enseñanza, es importante reconocer que cada individuo es diferente y, por lo tanto, puede tener diferentes estilos de aprendizaje. Un entrenador individual de fútbol puede evaluar rápidamente cómo cada jugador aprende de manera más efectiva y adaptar su estilo de entrenamiento para adaptarse mejor a ellos. 

Desde la primera sesión, se establece una hoja de ruta personalizada con los objetivos a seguir. A partir de ahí, cada sesión se diseñará cuidadosamente teniendo en cuenta estos objetivos específicos y adaptándose a ellos para poder conseguirlos.

En estapas de formación en fútbol, eliminar el miedo, desarrollar la confianza, mejorar la condición física y pulir las habilidades se puede lograr más rápido con el entrenamiento personal de fútbol.

Dado que el fútbol es un deporte de equipo, puede ser difícil para un niño o adolescente recibir la atención personalizada que a veces busca y en ocasiones requiere para sacar todo su potencial. Por ello, podemos ver 7 grandes beneficios del entrenamiento de fútbol individualizado o personal:

1. Se establecen metas y objetivos personales y se trabaja para conseguirlos: ver en que mejorar y trabajar hacia ello

El entrenamiento de fútbol individualizado es como tener tu propio entrenador personal. En las primeras sesiones se observan las fortalezas y debilidades clave del jugador/a, para posteriormente preparar una hoja de ruta personalizada a través del establecimiento de objetivos. Esto es muy importante porque hace que su rendimiento sea medible y esa es la única forma en que se puede lograr el progreso.

Existe la idea errónea de que solo los jugadores profesionales o cercanos a canteras de clubes profesionales son los que deben tener un entrenador de fútbol individual, y no es para nada cierto.

El beneficio de tener un entrenador de fútbol individual es que es flexible y adaptable, y puede diseñar un programa personal relevante para las áreas en las que el jugador le gustaría o necesitaría desarrollarse.

Cada jugador tiene diferentes objetivos, metas y circunstancias y es por eso que un entrenador de fútbol personal realmente puede ayudar, ya que se dedicará el tiempo a escuchar, analizar y discutir una estrategia y un programa para desarrollar y formar eficazmente al jugador.

También existe una línea de comunicación constante entre el entrenador y el jugador que permite a ambos adaptarse a situaciones impredecibles y sobre todo buscar continuamente posibles mejoras en el rendimiento.

2. Se planifican sesiones de entreno a medida adaptados al nivel y a la edad: el/la futbolista es el centro de atención

Los entrenamientos grupales, en equipo o campamentos son beneficiosos, pero a menudo es muy difícil ofrecer una formación personalizada en un entorno grupal como la que se puede tener con un entrenador personal de fútbol individual privado.

La formación individual se centra en el futbolista, y se obtiene el beneficio adicional de su propio plan personalizado, lo que significa que los ejercicios se crean teniendo en cuenta el perfil y los objetivos específicos del futbolista. Si por ejemplo, uno de tus objetivos es mejorar tu velocidad, tus sesiones implicarán mucho trabajo de velocidad con y sin balón.

El entrenamiento de fútbol individualizado pone al jugador/a en el centro de atención, a diferencia de los entrenamiento de equipo que se centran en la mejora del colectivo; esta forma de entrenamiento brinda la oportunidad perfecta para que el entrenador comunique los puntos de entrenamiento detallados que aumentarán el rendimiento del jugador/a.

Por otro lado, la flexibilidad de horarios que se puede obtener con un entrenador personal de fútbol es muy importante y se adapta a la del futbolista. El entrenamiento de fútbol individual proporciona una sesión de entrenamiento eficiente que puede adaptarse a su horario, lo cual es especialmente importante si el jugador tiene entrenamientos de equipo y partidos en otros momentos de la semana, lo que permite el tiempo de recuperación necesario.

Esto también es beneficioso para los horarios de los padres que pueden reservar a su entrenador para los horarios convenientes. Otro punto a destacar en este sentido es también la flexibilidad de la ubicación, el sitio donde entrenar, es posible que no se necesite ir lejos o entrenar en una instalación deportiva, un sitio cercano es efectivo y suficiente ya que el entrenador traerá sus propios materiales.

3. Se practican los puntos a mejorar y se potencian los puntos fuertes: con la práctica se llega a la perfección

No importa el nivel del jugador, siempre hay espacio para la mejora técnica y, a menudo, es difícil para el jugador saber qué necesita corregir y qué debería hacer de manera diferente. Si un jugador, sin saberlo, repite una acción o un toque con el balón incorrectamente, entonces le resultará difícil corregirlo, pero en un entorno de entrenamiento individual el entrenador personal puede detectar una mala técnica rápidamente y corregirla.

Esto significa que los errores se pueden explicar al jugador en detalle, para que comprenda mejor la forma correcta y trabaje en la repetición de los buenos hábitos. Una forma de dominar algo es seguir repitiéndolo hasta que lo perfecciones, y el entreno individual se centra en esto, se incide y repite las habilidades y los movimientos a mejorar hasta que se llegue a dominar para acelerar la mejora.

Practica con un entrenador personal

Como se ha citado anteriormente sobre la autoconfianza, la repetición y saber que hacer y como hacerlo es una de las mejores formas de conquistarla y de subir la autoestima del jugador/a. Practicando una y otra vez, su cerebro entra en modo de piloto automático, y el día de partido se actúa automáticamente ya que la repetición ha almacenado la información y ha aprendido a conectar tu mente y tu cuerpo.

Es parecido a conducir un coche, después de hacerlo tantas veces ni siquiera se piensa usar el freno, aumentar la velocidad, girar, mirar los espejos, etc. Lo mismo ocurre en el fútbol. La repetición hace que tu mente utilice su repertorio de habilidades futbolísticas y selecciona el movimiento apropiado para usar en una fracción de segundo. Como se ha perfeccionado la técnica en sus sesiones individuales, se logrará más confianza dentro del campo en competición.

4. Se adquieren nuevas habilidades y capacidades: ser mejor técnicamente

El entrenamiento de fútbol individualizado abre su horizonte a nuevas habilidades, y no solo a las habilidades de regate, sino a todo tipo de habilidades con y sin el balón. Un entrenador personal de fútbol cualificado y experimentado seleccionará estas habilidades en función de su capacidad. 

Dado que se juega a una velocidad muy alta, el entorno de juego cambia constantemente. Si tiene una gran cantidad de habilidades en su repertorio, se destacará por encima del resto. Si nos fijamos en los grandes jugadores, destacan en el campo porque tienen muchas habilidades en diferentes áreas: regate, velocidad, tiros libres hasta saltos de cabeza, pases determinantes y una increíble capacidad de tiro.

Encuentra tu profesor ideal

5. Se mejora la forma física: ser mejor físicamente

Para competir tienes que estar preparado físicamente. En el fondo está la velocidad, la fuerza y la agilidad. Con el entrenamiento de fútbol individual, puede desarrollar estas áreas a través de varios ejercicios de acondicionamiento para ayudar a reaccionar rápidamente en el campo. Recuerda que todo sucede rápido en un campo de fútbol, si se reacciona con lentitud, antes de que te des cuenta, el entorno de juego ha cambiado de nuevo.

La aptitud física también se logra en una sesión individual a través de ejercicios condicionados. Se crea un escenario basado en un juego y se trabaja en un movimiento físico particular. Por ejemplo, digamos que es la fortaleza en la que desea trabajar. Olvidemos la pelota por un momento.

Una vez que se ha dominado la técnica de usar su hombro en una disputa de balón (carga legal), se puede repetir el movimiento con el balón. En cada entrenamiento, se puede aplicar más presión y resistencia para desarrollar su fuerza. Así es la dinámica.

6. Se construye la confianza y se refuerza la autoestima: ser mejor mediante el desarrollo social y psicológico

En los últimos años se ha promovido mucho la importancia de la psicología del jugador. El entrenamiento de fútbol individualizado y personal crea un entorno en el que el jugador está siendo desafiado de manera constante y adecuada, lo que anima a los jugadores a asumir la responsabilidad de sus éxitos y fracasos dentro de cada sesión. Esto tiene un efecto positivo en la preparación para partidos y entornos competitivos, y convertirlo en un jugador más independiente y decisivo en entornos de equipo.

El simple hecho de tener tu propio entrenador personal ya es algo que motiva. Al igual que un entrenador personal de gimnasio o un coach de negocios, el objetivo no es solo mejorar su rendimiento físico, sino también su rendimiento mental. Y los dos son igualmente importantes. Lo que piensas sobre ti mismo cada día puede determinar tu rendimiento.

Un entrenador de fútbol personal puede moldear el rendimiento mental de un jugador. A través del refuerzo positivo, el estímulo y el elogio, su propio diálogo interno seguirá su ejemplo. Cuanto más aplica un entrenador este método, es más probable que los jugadores desarrollen su confianza y sean menos críticos consigo mismos.

7. Se mejora el "cerebro futbolístico": ser mejor tácticamente

Tu inteligencia futbolística necesita tanto trabajo como tu técnica física. Las sesiones individuales son una excelente manera de desarrollar la comprensión táctica del juego para que pueda tomar mejores decisiones con y sin el balón.

La aplicación de habilidades es fundamental para fomentar una buena toma de decisiones. Cuando aprendes una nueva habilidad, tienes que aprender a aplicar esa habilidad en un escenario basado en un juego para que tu mente se acostumbre más a cuándo debería y cuándo no debería usarse.

Las sesiones individuales aprovechan esta comprensión a través de ejercicios tácticos que comienzan en un entorno semi-opuesto y poco a poco se van acumulando hasta oponerse por completo con un defensor (es decir, el entrenador) para aplicar la máxima presión.

Conclusión

El entrenamiento individual de fútbol es muy recomendable para ayudar a llevar el juego del futbolista al siguiente nivel, y mejorar la capacidad física, aumentar la confianza en el campo y alcanzar el verdadero potencial futbolístico, sea cual sea el nivel o la edad. 




¿Te ha gustado? Compártelo

Miguel

Síguenos en
© 2007 - 2021 Tusclases.co Mapa web: Profesores particulares